Cómo se dice “arepa” en Argentina

Cuánto más viajo, más reafirmo la necesidad de viajar, de conocer otras culturas y estar abiertxs a todo lo que eso implica (sin intentar encajar en nuestras cabezas premoldeadas las características de dichas cuturas). Estoy seguro que este ejercicio genera en nosotrxs mucha empatía, y estoy seguro que este es el sentimiento más necesario para no seguir reproduciendo esta mierda de sociedad en la que actualmente vivimos.

Por eso me encanta descubrir la curiosidad que genera mi propia identidad argentina (más específicamente bonaerense) en las personas que voy conociendo en el camino.

Les cuento una pequeña historia que me pasó en Ciudad Bolivar, Colombia:

A dos días de llegar a Medellín, después de un mes de viajar por la costa caribe, la familia de Yenny me adoptó en su casa y me invitó a pasar las fiestas con ellxs. Todxs hermosas personas, y como buenxs paisas super amables y hospitalarixs.

 

IMG_3044
Estas obras de arte las hizo la abuela de Yenny

 

Para lxs que no conocen estas zonas del continente, acá se desayuna mucho y casi todo frito, lo cual choca bastante con mi dieta matutina de mate o café con bizcochitos… Pero descubrí que no era sólo yo el sorprendido ante esta colisión cultural, sino que cada mañana me encontraba con la cara de la tía de Yenny sonriendo ante mi infusión de “pasto” y nada más.

Tras varios días de insistencia de su parte, decidí convertirme al colombianismo y aceptar los desayunos abundantes que me ofrecía, con arepas, revueltos de cebolla, huevos y demás yerbas (bueno, justo yerba no había…) bajadas con una taza de chocolate o milo.

Y fue así como empezaron nuestras charlas matutinas, que constaban de enumerar las diferencias entre ambas culturas, sorprendiendonos ante las tradiciones ajenas. Fue en una de estas charlas cuando surgió su duda:

Ella: – ¿Y cómo le dicen a las arepas en Argentina?

Yo: – No existe una palabra para las arepas

Ella: – Pero entonces, ¿Cómo hacen para pedirlas?

Claro, ella no entendía cómo podía ser que en algún lugar no se comieran arepas, siendo una de las comidas más típicas de toda Colombia. Pero es así, nosotrxs no comemos arepas, ellxs no toman mate. Nosotrxs no conocemos las diferentes variedades de frijoles o papa que se venden en esta región, ellxs no saben lo que son lo ñoquis o las bolas de fraile rellenas de dulce de leche. Nosotrxs asamos la carne en cortes enteros, ellxs en fetas. Y así hasta la eternidad. Las diferencias son muchas, y eso que son más las similitudes que nos hermanan!, no me puedo imaginar lo diferente que debe ser en medio oriente o el sudeste asiático.

 

IMG_3045
Cada una más compleja que la otra, super lindas!

 

Los viajes me enseñan que nuestra forma de vivir no es la única, y mucho menos la mejor. Que existen infinidad de variaciones y que son todas absolutamente válidas. Viajar me enseña a aceptar las diferencias y no tratar de abolirlas. Cada día que paso de viaje me siento un poquito más libre de todos esos preconceptos que nos limitan la conexión con los demás seres humanos.

Así que una vez más vuelvo a proclamar: VAMO ARRIBA LOS VIAJES!!!

Si tenés la oportunidad de viajar, aunque sea a la esquina, hacelo. No te dejes ganar por los miedos. Una vez que das el primer paso todos los miedos se disipan y sólo queda disfrutar de lo nuevo. De la otredad en estado más puro. El mayor de mis placeres personales 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: